¿Mantenerse en forma siendo madre es posible?

Para todas esas mujeres que se cuidaban practicando deporte casi a diario y que siendo madres han visto la obligación de dedicar el 99% del tiempo al cuidado de sus hijos, dejando de lado tiempo para ellas mismas. Os traemos hoy 9 maneras de ponerte en forma con tu hijo, para que no pierdas esa figura impactante que tenías antes del embarazo.

  1. Un paseo workout: Si tu hijo aun utiliza carrito esta es tu oportunidad. Con tu hijo a la espalda, camina durante 30 minutos apretando bien la zona del abdomen y los glúteos. De esta manera ayudaras a tonificar tu cuerpo a la vez que por ejemplo disfrutas de una paseo con tu hijo por la playa.modelo-flaca-con-coche-2
  2. Running bien acompañado: Si antes de tener a tu hijo eras fan del running, ¿porque no continuar con este hábito tan saludable? Hazte con un carrito que te permita practicarlo como Bugaboo Runer o Baby Jogger.
  3. Entrenar con tus hijos: El conocido en USA como Baby Boot Camp, viene a España con el nombre de Mamifit. Un sistema fitness para realizar con tus hijos, ya sea con el carrito o utilizando a tus hijos para ponerte en forma.
  4. Bicicleta con portabebés: Si tu pasión es montar en bici, pero no tienes con quien dejar a tu hijo, esta es tu solución. De esta manera podrás desde hacer paseos bien acompañada hasta hacer recados con tu bebé. Eso sí, recuerda siempre proteger con casco a tu hijo.
  5. Tablas de ejercicios con tus hijos: Los gimnasios te ofrecen servicios tipo crossfit de duración entre veinte y treinta minutos que te permitirán trabajar los diferentes grupos musculares.
  6. Estar activa en familia: Es difícil disfrutar en familia todos en un gimnasio y más en los tiempos que corren de crisis. La solución es hacer pequeños paseos todos juntos, incluso pasear a tu mascota. Cualquier actividad menos quedarse en casa sin hacer nada.
  7. Gimnasio con guardería: De esta manera puedes estar en tu gimnasio haciendo tus ejercicios mientras tu hijo, dentro del mismo gimnasio, disfruta con otros niños de diferentes actividades y cuidados que una guardería poco convencional te puede ofrecer. Busca por tu barrio e infórmate porque seguro que tienes un más cerca de lo que te piensas.
  8. Transforma una simple tarea en un reto para ponerte en forma: Camina erguida, aprieta abdomen y glúteos, aumenta el ritmo, utiliza las escaleras en lugar del ascensor, no te sientes en el transporte público… Todas estas acciones pueden cambiar tu vida, empieza cuanto antes.
  9. Entrenamiento después de cenar: Puedes aprovechar que los niños se acuestan pronto para realizar tu sesión de fitness a una horas poco convencionales pero verdaderamente efectivas. Cena ligero, acuesta a tus hijos y ponte e ello.

You may also like...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *